Tipos de cimentación

"Guía Definitiva sobre Cimientos: Tipos, Diseño y Selección para Edificaciones Estables"
Sígueme en Google Noticias

Exploramos los distintos tipos de cimentación y su aplicación según las condiciones del suelo y las necesidades estructurales.

Un cimiento es la parte estructural de una edificación que tiene la función esencial de transmitir y distribuir las cargas de la estructura al terreno de soporte, asegurando su estabilidad y durabilidad. Actúa como el enlace entre la estructura y el suelo, dispersando las cargas de manera que el suelo pueda soportarlas sin sufrir deformaciones inadmisibles que podrían comprometer la integridad y funcionalidad del edificio.

Armado de zapatas. Los cimientos son fundamentales para prevenir el asentamiento desigual de las construcciones, lo cual puede causar grietas o incluso el colapso de la estructura. Por esta razón, el diseño de un cimiento adecuado requiere un conocimiento profundo de la mecánica de suelos, las características del terreno, las cargas que actuarán sobre la estructura y las condiciones ambientales del lugar.

Lo que debes saber:

  • La elección del tipo de cimentación depende del estudio del suelo, la carga estructural y las condiciones ambientales del lugar de construcción del proyecto arquitectónico.
  • Las cimentaciones superficiales son adecuadas para suelos con buena capacidad portante y cargas moderadas.
  • Las cimentaciones profundas se emplean en suelos inestables o para soportar cargas elevadas, llegando hasta estratos de roca.
  • Las cimentaciones intermedias ofrecen una solución para necesidades que no requieren las profundidades de las cimentaciones profundas ni la superficialidad de las cimentaciones superficiales.

La elección de los diferentes tipos de cimentación depende del análisis del suelo, donde cimentaciones superficiales son para suelos con alta capacidad portante y cargas bajas a moderadas, cimentaciones profundas para suelos inestables o de alta compresibilidad, y cimentaciones intermedias para necesidades específicas que caen entre las anteriores categorías.

Índice
  1. Clasificación por Profundidad:
    1. Elección de la Profundidad de Cimentación:
    2. Tipos de Cimentaciones Superficiales:
    3. Cimentaciones Profundas:
    4. Losa de Cimentación:

Clasificación por Profundidad:

Las cimentaciones se clasifican en función de la profundidad a la que se construyen, dividiéndose en cimentaciones superficiales, cimentaciones profundas y cimentaciones intermedias. Estas categorías se definen por el rango de profundidad: las cimentaciones superficiales varían entre 1 y 3 metros, las cimentaciones intermedias entre 4 y 6 metros, y las cimentaciones profundas se extienden desde los 8 metros en adelante. La clasificación se determina tanto por la profundidad como por el método constructivo empleado.

Elección de la Profundidad de Cimentación:

La decisión sobre la profundidad de la cimentación se toma basándose en el estudio de suelos. Este análisis revela la capacidad portante del suelo, las características del terreno y las cargas estructurales a soportar, elementos cruciales para seleccionar el tipo de cimentación más adecuado.

  • Cimentaciones Superficiales:

Se opta por cimentaciones superficiales cuando el estudio de suelos indica una buena capacidad portante del suelo (100 KN/m² en adelante), cargas bajas a moderadas, suelos granulares o arcillas no expansivas y estructuras con baja carga lateral. Este tipo de cimentación es ideal para condiciones estables donde no se requiere penetrar profundamente en el suelo.

tipos de cimientos
Vaciado de una zapata superficial.
  • Cimentaciones Profundas:

Las cimentaciones profundas se consideran cuando las condiciones del suelo no son ideales para cimentaciones superficiales, como en suelos altamente compresibles, inestables o cuando las cargas estructurales son muy altas. Estas cimentaciones alcanzan estratos de roca o suelos con mejor capacidad portante a mayores profundidades.

tipos de cimientos
Cimentaciones profundas
  • Cimentaciones Intermedias:

Las cimentaciones intermedias se aplican en situaciones que requieren profundidades mayores a 3 metros pero que no justifican el uso de técnicas de pilotaje profundas. Son útiles para establecer bases firmes en condiciones específicas que no se adaptan a las categorías de cimentaciones superficiales o profundas.

Tipos de Cimentaciones Superficiales:

Las cimentaciones superficiales se adaptan a una variedad de necesidades estructurales, dependiendo de las características específicas de la carga y el suelo. Dentro de esta categoría, encontramos varios tipos:

  • Zapatas aisladas: Son el tipo más común de cimentación superficial, utilizadas cuando las cargas estructurales provienen de columnas. Su forma cuadrada es la más habitual por su simplicidad constructiva, aunque se pueden encontrar zapatas circulares en estructuras con secciones circulares, como tanques de agua o turbinas eólicas.
Zapata aislada
Zapata aislada
  • Zapatas corridas: Específicas para soportar muros de carga o de contención, estas zapatas difieren de las vigas de fundación en que sostienen cargas distribuidas de manera uniforme.

  • Zapatas combinadas: Surge de la unión de dos o más zapatas aisladas, especialmente útil cuando el espacio entre ellas es limitado o existe solapamiento en las áreas de influencia de las cargas.
Zapatas combinadas
Zapatas combinadas
  • Vigas de cimentación: Diferentes de las zapatas por su diseño para soportar cargas puntuales a lo largo de una línea, las vigas de cimentación se analizan a menudo considerando la interacción suelo-estructura, lo que permite un diseño más eficiente y económico.

Cimentaciones Profundas:

Las cimentaciones profundas se clasifican principalmente por el material, el método constructivo y el tipo de resistencia que ofrecen (fricción, punta o una combinación). Este tipo de cimentación incluye:

  • Pilotes: Utilizados en condiciones donde el suelo superficial no es adecuado para soportar las cargas estructurales. Los pilotes pueden ser de madera, concreto, acero o incluso bambú (en el caso de micropilotes), y se instalan por hincado, vibración o presión, según las necesidades específicas de la obra.
Cimentaciones Profundas
Cimentaciones Profundas

Losa de Cimentación:

Una losa de cimentación distribuye las cargas de la estructura de manera uniforme sobre un área amplia, siendo una solución efectiva en suelos con capacidad portante baja o en estructuras con cargas muy distribuidas. El diseño de estas losas ha evolucionado significativamente con la tecnología, permitiendo un análisis más detallado de la interacción suelo-estructura y optimizando el uso de materiales.

La elección del tipo de cimentación correcto es fundamental para la seguridad y durabilidad de cualquier estructura. La decisión debe basarse en un estudio detallado del suelo y las cargas a soportar, así como en la consideración de factores económicos y ambientales. Las cimentaciones superficiales ofrecen una solución efectiva para suelos con buena capacidad portante, mientras que las cimentaciones profundas y intermedias permiten adaptarse a condiciones más desafiantes. La ingeniería y el diseño de cimentaciones requieren un conocimiento profundo de la mecánica del suelo y la dinámica estructural, asegurando que cada proyecto se base en una fundación sólida y confiable.

Subir